Colombia. Entrevista con el Comandante principal del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista - Periódico Alternativo

Titulares

19 junio 2017

Colombia. Entrevista con el Comandante principal del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista



Por William Parra, Al Mayadeen Español

“Estamos profundamente convencidos de que la salida para Colombia es la paz, pero la paz con justicia social y cambios. Seguiremos buscando la paz por todo el tiempo que existamos, pero no la paz a cualquier precio.”

Paz y resistencia, dos palabras que definen el entorno de los máximos comandantes del Ejército de Liberación Nacional, ELN, que permanecen en Cuba, tras reunirse con sus compañeros de las FARC-EP y hacer un repaso de los acuerdos de paz firmados entre esa guerrilla y el gobierno de Juan Manuel Santos. Para Nicolás Rodríguez Bautista, conocido como Gabino y para Antonio García, líderes del comando central, la paz es una necesidad urgente para Colombia, pero una paz que incluya cambios y que no se pacte, según ellos, a cualquier precio. Por ello tienen claro que mientras un acuerdo de paz se pueda firmar con el Estado colombiano su camino es la resistencia.

“La gente ha coreado en sus movilizaciones que la paz son cambios, eso ha sido una constante y en esa consigna, en esa frase, se podría resumir la paz de Colombia. Colombia vive una tragedia en muertos, desplazados y desaparecidos que supera a todas las dictaduras que hubo en América Latina, ¡La supera!“, dice Gabino.

El máximo comandante del ELN, asegura que están dispuestos a no levantarse de la mesa en Quito, pero si encuentra por parte del establecimiento colombiano una verdadera voluntad de paz.

“Estamos profundamente convencidos de que la salida para Colombia es la paz, pero la paz con justicia social. Nosotros encontramos que la paz que ellos ofrecen, que ofrece la oligarquía, es la paz que silencie los fusiles y que nadie les estorbe en sus planes extractivistas y en sus planes de entregar las riquezas y el país a los capitales foráneos. Con esa paz nosotros no vamos. Entonces ahí esta la dificultad: ¿cuál paz? Si es que la paz es un genérico que todo el mundo utiliza hoy en Colombia. Todos quieren la paz, Uribe quiere la paz, eso incluso ahora en la campaña a lo mejor acumule votos para algunos. Pero la paz que requiere Colombia necesita de unos cambios y de unas transformaciones que tienen que redistribuir las riquezas del país, que es una de las graves causas del conflicto. De manera que nosotros seguiremos buscando la paz por todo el tiempo que existamos, porque creemos que esa es la salida, pero la paz como ya lo he planteado, no la paz a cualquier precio”.

Las fuerzas ELN

En un restaurante del sector el laguito, donde muy constantemente las FARC se reunían con los periodistas para dar sus balances sobre el avance de los diálogos, el comandante del ELN habla sobre la principal diferencia que marcará cada uno de estos procesos: la participación de la sociedad. Por ello han insistido y logrado que el primer punto de la agenda y tema transversal de toda la negociación en Quito sea la participación de la sociedad.

“Nosotros hemos dicho que un proceso de paz en Colombia para que tenga logros reales tiene que ser un proceso que se defienda y se pelee por parte de las masas. Nosotros creemos que como insurgencia no tenemos el derecho a reemplazar a esas grandes masas, nosotros no podemos decidir por ellas. Nosotros sí somos revolucionarios y está en nuestra visión, en nuestro pensamiento, la defensa de los intereses populares, pero no tanto para nosotros hacer una negociación bilateral para que las masas la aprueben. Nosotros creemos que en el proceso de paz, somos unos motivadores, para que en ese proceso las mayorías a través de sus organizaciones lo diseñen y lo planteen. Por ejemplo, ¿qué quieren las mayorías populares, las mayorías campesinas, que no sea la solución del problema de la tierra en Colombia? Nosotros podemos decir, tenemos criterio, pero es mejor que lo digan los campesinos que necesitan la tierra”, dice con vehemencia Nicolás Rodríguez.

En la capital cubana es la primera vez que en muchos años los integrantes del Comando Central acceden a dar entrevistas cara a cara. Anteriormente el comandante del ELN sólo respondía cuestionarios a través de videos que grababa en su campamento y enviaba a los respectivos medios que enviaban sus preguntas. Hoy, y aprovechando la puerta que el gobierno abrió para que se reunieran con el secretariado de las FARC, se sientan con periodistas para responder hacia dónde va la organización y hacia dónde avanzan o podrán llegar los diálogos de Quito. El ELN nos recibe para responder preguntas que serán incluidas en el documental “Para la guerra nada”, que será emitido en el canal árabe AL-Mayadeen y que será proyectado a todo el Medio Oriente.

Nicolás expresa francamente las preocupaciones del ELN sobre el actual proceso de paz y en especial lo referente a su cumplimiento. “Alguien dijo hace algunos días (creo que un extranjero) que ésta era la única oligarquía , refiriéndose al proceso de las FARC, a la que se le quería entregar las armas y todavía le ponía problemas, refiriéndose a los obstáculos de los acuerdos de las FARC. Si esos acuerdos no se están cumpliendo por supuesto que nosotros, que somos la otra parte de la insurgencia, decimos “ ¿bueno y entonces? ¿Será que a nosotros si nos van a cumplir? ”Si a ellos les estuvieran cumpliendo nosotros diríamos ‘mire que les están cumpliendo, afanémonos’”.

Para el ELN es claro que el establecimiento colombiano no está cumpliendo los acuerdos con las FARC, “pero no solamente no les están cumpliendo, sino que están asesinando guerrilleros que están en las zonas de tránsito. Por lo menos eso deja grandes interrogantes y mucha gente le dice a uno: “mire lo que está pasando”. Entonces no es falta de voluntad, es una realidad objetiva que se palpa y que nos da en la cara cuando tratamos de entusiasmarnos por concretar cosas. Aún así nosotros lo seguimos haciendo, no vamos a renunciar, pero sí observamos a los compañeros y estamos alerta”.

Gabino asegura que el ELN, no se quiere parar de la mesa de diálogos en Ecuador, pero que si la cierran habrá que levantar las butacas.“Nosotros no renunciamos a la paz, no podemos renunciar y si el gobierno que viene no abre la mesa y no permite un proceso de paz con el ELN, nosotros buscaremos puertas en la comunidad internacional y seguiremos buscando que se fortalezca un proceso de paz en el país. Cómo? Bueno, buscaremos la forma, porque nosotros sabemos que hay gente que de verdad quiere la paz, incluso conocemos de empresarios, políticos, militares, de gente de los niveles medio y bueno en Colombia el pueblo quiere la paz, lo que pasa es que esa oligarquía que está enquistada ahí no quiere la paz como símbolo de beneficio social sino como símbolo de su beneficio propio, ese es el problema. Pero nosotros no vamos a renunciar jamás a buscar la paz en Colombia”.

Y el ELN está dispuesto a discutir sobre la posibilidad de dejación de armas, se justifica hoy por hoy la lucha armada? es la pregunta al comandante máximo del ELN. Gabino responde sin dudarlo:

“EL Gobierno quería que nosotros suscribiéramos en la agenda la disposición de dejar las armas. Nosotros no sabemos si sea posible dejarlas, porque las condiciones que produjeron el levantamiento armado están vigentes, por lo tanto las armas se necesitan. Ahora nosotros decimos ¿Para qué quiere el Gobierno que nosotros dejemos las armas? Si hubiera una voluntad de paz podrían hacerse otro tipo de compromisos, nosotros estamos desde un comienzo, desde que se iniciaron los diálogos con el gobierno de Santos. Nosotros planteamos la urgencia de un cese bilateral al fuego. Ellos nos plantearon de entrada 3 condiciones: para realizar un proceso de paz se requiere que sea en el exterior, en medio del conflicto y sin intermediarios. Nosotros dijimos un cese bilateral atemperaría el conflicto, nos ahorraría pérdida de vidas humanas y le llevaría un alivio humanitario a los territorios donde nosotros estamos, donde permanentemente se viven conflictos, se vive la guerra. El Gobierno no ha querido. Entonces mire que nosotros hemos planteado un cese bilateral y eso demuestra una conducta. Nosotros queremos que haya un cese bilateral y que lo verifiquen al dedillo, que nos inventamos todas las fórmulas para que ese cese se pueda verificar. Yo creo que esa es una muestra fehaciente de lo que nosotros queremos, que pare la guerra y que busquemos, en medio de ese cese bilateral, generar unas discusiones y en un ambiente de tranquilidad donde la guerra no salpique y afecte el proceso”.

Para los líderes del Comando Central del Ejército de Liberación Nacional las actuales condiciones del conflicto colombiano hacen que cualquier acuerdo en la mesa se haga de manera bilateral. Dicen no estar dispuestos a imposiciones por parte del gobierno y a aceptar firmar nada que sea unilateral.

“Nosotros tenemos una agenda y en esa agenda se contemplan todos los asuntos nodales sobre los que se debe discutir para llegar a un acuerdo de paz. Nosotros lo que hemos reiterado es que se respete el orden y se concrete la agenda. En ese sentido, el primer punto sería la participación de la sociedad. Nosotros siempre le hemos reiterado al gobierno la urgencia de que respetemos la agenda. EL Gobierno siempre quiere imponernos asuntos de carácter unilateral, nosotros eso no lo vamos a aceptar. Nada unilateral lo vamos a aceptar, todo lo bilateral estamos dispuestos a implementarlo y que se fortalezca. Y, en ese sentido, nosotros reafirmamos la importancia que empiece en Quito cuanto antes el desarrollo de la agenda como está concebido. Nada unilateral lo vamos a aceptar, así de concreto y así se lo hemos planteado al Gobierno. Si hay algo bilateral particular, con mucho gusto, si es bilateral. Y en ese sentido nosotros tenemos la disposición de hacerlo y eso se lo hemos reiterado la Gobierno. Si se acordó una agenda por qué poner obstáculos, de imponernos para que hagamos renuncias de manera unilateral a asuntos que son propios de nuestra realidad de alzados en armas y que son propios de la rebelión. Por ejemplo, todos los Estados privan de la libertad a las personas por diferentes motivos, ese es nuestro derecho, somos una fuerza en construcción, somos una fuerza rebelde, tenemos unos códigos, tenemos unos acuerdos con las comunidades y ellas tiene también su “juridicidad“ donde hay ausencia total del Estado y nosotros también hacemos respetar las normas de esas comunidades. Quien viole en nuestros territorios las normas establecidas entre la comunidad y nosotros, tenemos el derecho a privarlo de la libertad, lo mismo que hace el Estado”, dice Gabino.

Mientras saborea un café, Nicolás Rodríguez se dispone a responder sobre las noticias que aseguran que el ELN estaría copando las zonas de donde salieron las FARC para ubicarse en las zonas veredales de transición.

“Realmente, si nosotros tuviéramos la fuerza en hombres para llegar a esos territorios, sin duda lo haríamos, no la tenemos. En eso somos sinceros y hay que decir la verdad: no llegamos allá porque no tenemos la capacidad de llegar. Lo otro es que como tenemos los territorios donde siempre hemos estado, si desocupamos esos territorios para cubrir los otros se nos armaría un problema. Quizás hay zonas periféricas que compartíamos con los compañeros de las FARC, en una misma región, en una misma área estábamos nosotros y estaban ellos, queda más fácil. Pero ya, por ejemplo, llegar a los territorios en el sur del país, en los Llanos orientales, en diferentes partes, es muy difícil. Incluso yo creo que eso de llegar a los territorios es algo que se está manejando desde el Gobierno para poder justificar ya la represión en algunas de esas partes. Y como le digo, no nos negaríamos si tuviéramos la capacidad, pero realmente no es objetivo decir que vamos a copar esos territorios”, responde.

Para finalizar esta entrevista la última pregunta se refiere a lo que significa que el ELN se convierta en la última guerrilla armada del continente, que fue declarado por la CELAC, como zona de paz.

“Es un reto muy grande, una responsabilidad tremenda, nosotros estamos convencidos que hay gente que confía en nosotros. Nosotros sabemos que hay gente en Colombia que sigue admirando la resistencia colombiana y que la enarbole la insurgencia. Y en ese sentido, nosotros, mientras existan las condiciones para hacer insurgencia, seremos insurgentes, sin renunciar por supuesto a buscar la paz en Colombia que es la prioridad. Pero sentimos ante todo un gran compromiso, una gran responsabilidad y asumimos el reto”.

FUENTE: ESPECIAL Y EXCLUSIVO PARA AL MAYADEEN TV ESPAÑOL

espanol.almayadeen.net/articles/entrevistas-exclusivas/12250/nicol%C3%A1s-rodr%C3%ADguez-bautista

http://kaosenlared.net/colombia-entrevista-comandante-principal-del-eln-nicolas-rodriguez-bautista/


Periódico Alternativo publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

Publicar un comentario