Últimas Noticias

El burro del Mesías viste de fascismo



Haaretz

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.


El activista de extrema derecha Yoav Eliasi, también conocido como "La Sombra" (sosteniendo la luz), en una manifestación de partidarios en Tel Aviv, diciembre de 2015. Moti Milrod




En 1995, Umberto Eco describió 14 características de lo que llamó "el fascismo eterno". Un examen de las declaraciones de los políticos israelíes sugiere que la democracia puede estar en un terreno inestable en el Estado judío

¿Es el intento de llevar el Mesías “por medio de la mano del hombre”, es decir, por miembros del partido de derecha Habait Hayehudi y sus colegas del Likud que inundan Israel con las características del fascismo como las definió Umberto Eco en su reconocido artículo “Ur-Fascism” en el New York Review of Books en junio de 1995?

El estudioso de semiótica y autor italiano, que falleció el año pasado, escribió que el fascismo eterno (Ur-Fascism) está presente en todas partes siempre. A veces usa ropa civil y puede volver en el más inocente de los atuendos. En el artículo, que escribió con motivo del 50 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial -la que más que ninguna simboliza el triunfo del espíritu humano sobre los regímenes más oscuros- Eco argumenta que es nuestro deber exponer el fascismo y señalar cualquier nueva aparición cada día en cualquier lugar del mundo.

Escribió que las características fascistas que figuran en su artículo no se pueden organizar en un sistema, algunas se contradicen entre sí, mientras que otras caracterizan otras formas de despotismo y fanatismo. Sin embargo la presencia de una sola de estas características es suficiente para permitir que el fascismo se coagule alrededor de ella.

De hecho el Mesías no está por venir, pero tal vez su burro disfraza el fascismo. El Mesías no parece compartir la creencia del “principio de la redención” propugnado por los seguidores del Rabbi Kook, que ven en el establecimiento del Estado, sus victorias militares y en la empresa de los asentamientos signos de que Él vendrá en nuestros propios tiempos para construir el tercer templo y restablecer el Reino de David.

Durante la vigésima quinta Feria Anual del Libro de Jerusalén, en febrero de 2011, el fallecido escritor Umberto Eco describió 14 rasgos alrededor de los cuales puede desarrollarse el fascismo.

He elegido para presentar una selección de los comentarios hechos por los políticos israelíes -sobre todo en las redes sociales- junto con siete de las características que Eco discutió, con el fin de examinar si Israel se encamina hacia un régimen fascista o si esto no es más que la espuma de las olas, que se disolverá cuando las aguas rompan en las costas de una fuerte democracia israelí.

Culto a la tradición

Un culto de la tradición basado en la suposición de que la (divina) verdad ya nos ha sido dada y todo lo que queda es seguir interpretando el mensaje que hemos recibido, se destaca en las palabras de tres miembros de la Knesset. La ministra de Cultura y Deporte, Miri Regev, concluyó su discurso en la Knesset para celebrar el Día de la Biblia en julio de 2015 diciendo: “Ya se ha dicho muchas veces que la Biblia no es sólo un relato histórico... sino también un libro que siempre mantiene una dimensión de los acontecimientos actuales”. Agregó la legisladora del Likud, ”Las respuestas que se encuentran en sus páginas, así como las preguntas formuladas entre sus capítulos, la posiciona como una guía espiritual y práctica continua y eterna que nos instruye en todo momento”.


El primer ministro Benjamin Netanyahu y la ministra de Cultura y Deporte Miri Regev durante una celebración de Mimouna en Dimona, 18 de abril de 2017. Eliyahu Hershkovitz

El segundo diputado de Habait Hayehudi, Moti Yogev, más que cualquier otra persona, expresa la filosofía de su propio partido. Lo hace sin rodeos y sin recurrir a cortinas de humo, como el presidente del partido (y ministro de Educación) Naftali Bennett. En agosto de 2015 Yogev escribió una entrada en Facebook condenando al Jefe de Estado Mayor Gadi Eisenkot, jefe del ejército israelí, diciendo que: “El Rabinato Militar conecta a los soldados a la tradición judía como las raíces del árbol que les dan la fuerza para crecer y florecer”. Y otro compañero de partido de Yogev, Nissan Slomiansky, está dedicando sus energías a hacer avanzar en la Knessert un proyecto de ley para profundizar la influencia de la ley religiosa judía (halajá) sobre las resoluciones judiciales contemporáneas.

El rechazo de la modernidad

Ese “tradicionalismo” contiene una característica que Eco llama “el rechazo de la modernidad”. Los adeptos a la tradición perciben la edad moderna como el inicio de un proceso peligroso que conduce a la apostasía. En agosto de 2015 Yogev publicó un mensaje en Facebook en protesta por la apertura del complejo de cines Yes Planet en Jerusalén en Shabat. “La observancia del sábado es un asunto que determina el carácter de la nación de Israel”, escribió, expresando pesar de que “Tel Aviv es 'una ciudad que nunca se detiene' y tal vez ni siquiera sabe lo que le falta en el día de reposo”.

En septiembre de 2016 Bennett declaró en un evento en honor de la Fundación Tali (que financia programas de formación judía en las escuelas laicas): “El estudio y profundización del judaísmo es más importante para mí que el estudio de las matemáticas y las ciencias”, y rechazó la crítica posterior de su cargo.

El anti-intelectualismo ha sido siempre un síntoma de fascismo. La persecución de los intelectuales liberales por su traición a los valores tradicionales era una luz que guiaba a la élite fascista. La poetisa Lea Goldberg explicó esto cuando escribió que los intelectuales y artistas amenazan a las dictaduras y a las cosmovisiones que niegan la libertad humana, mediante la enseñanza para que la “humanidad diga 'no' como una amarga burla cuando los tiempos lo demandan”.

En una entrevista con el diario Israel Hayom en septiembre de 2015, Regev presentó nuevos criterios para la definición de la cultura: “Alguien que nunca ha estado en un teatro o en el cine y que nunca leyó a Haim Nahman Bialik también puede ser cultivado”, declaró. “Puede ser mucho más culto que las personas que ventilan sus abrigos de piel una vez al mes en algún teatro”. Pero incluso estas definiciones palidecen en comparación con las palabras del diputado David Bitan (Likud), que declaró en marzo: “La última vez que leí un libro fue hace 10 años“.

En enero de 2015 Ayelet Shaked (Habait Hayehudi y ahora ministra de Justicia) publicó en Facebook: “Natan Zach apoya el terrorismo diplomático contra Israel”, en referencia al reverenciado poeta israelí, pero se abstuvieron de retirarla de su cargo. Y en un informe de julio el año 2016 su mensaje en facebook en respuesta a una diatriba del crítico de cine y presentador de radio Gidi Orsher, Regev prometió: “Estos son los últimos estertores de la vieja elite y no voy a parar hasta que a esta élite racista se le prive de sus activos y posiciones de poder “.

Miedo a la diferencia

Llamar a cualquier opositor traidor es otra característica definitoria del fascismo. En octubre de 2016 Bitan llamó a revocar la ciudadanía del presidente del grupo de derechos humanos B'Tselem. Este mes de febrero su colega del Likud, el diputado Miki Zohar, escribió en Facebook: “Siempre que una organización de extrema izquierda crece, se asegura de anunciar sus principios de justicia propia, presumiblemente para quedar bien con el resto del mundo, incluso al precio de dañar al Estado de Israel y su seguridad. Así que alguna vez que es B'Tselem, otra vez es Rompiendo el Silencio, y en el caso de [asentamiento desmantelado] Amona, ahí estaba Yesh Din [Voluntarios por los Derechos Humanos]. Es importante señalar que estas organizaciones son financiadas con millones de dólares de elementos de todo el mundo que son hostiles a Israel”.

Tzipi Hotovely (Likud, ahora también vicecanciller) escribió en Facebook en septiembre de 2014:“La negativa de oficiales de la Unidad 8200 [refiriéndose a los reservistas de inteligencia que se negaron a servir en los territorios] es un cinturón social explosivo y refleja la quiebra moral del sistema educativo en el que crecieron. No son dignos de servir en el ejército más moral del mundo”.

Mientras tanto Shaked se quejó en septiembre de 2014 de que “el Tribunal Superior de Justicia pisoteó la rama legislativa”, después de que el Tribunal rechazase una enmienda a una ley que trata de los solicitantes de asilo. Y en agosto de 2015 Yogev escribió en Facebook: “el juez del Tribunal Supremo Uzi Vogelman, en su fallo de hoy, retrasó la demolición de viviendas de terroristas asesinos y se ha colocado a sí mismo en el lado del enemigo. Está defendiendo los derechos de los asesinos y por lo tanto evita las medidas punitivas y pone en peligro vidas".

En un mensaje de Facebook en 2015 Bennett pidió a los israelíes el voto para Habait Hayehudi con el argumento de que “nadie va a luchar contra la tiranía legal del Tribunal Supremo de Justicia, que está dañando mortalmente a nuestro Estado”. Y no dudó en introducir la campaña electoral en el ejército de Israel escribiendo, “por el bien del pueblo judío: ¡tomen sus teléfonos, convenzan a los soldados de su brigada!”. De esta manera encapsuló los duros comentarios de sus compañeros de partido en relación con el Tribunal Supremo.

Todos estos graves comentarios indican la ignorancia y la falta de conocimiento básico de las funciones respectivas de los poderes legislativo y judicial. Su objetivo es el de “mostrar” como traidores -ilegítimos– a todos aquellos que se oponen al espíritu del actual Gobierno.

Apelar a una clase media frustrada

En esta área Habait Hayehudi está una vez más a la cabeza. En marzo de 2015, Bennett declaró que “Habait Hayehudi [significa hogar judío] es el hogar social de Israel”. Mientras tanto, en un post en Facebook de septiembre 2013, el diputado Eli Ben-Dahan explicó que cuando visitó el sur de Tel Aviv, “vi a algunos de los efectos que dejan los infiltrados [solicitantes de asilo africanos en Israel]. Los habitantes del sur de Tel Aviv han estado viviendo en el miedo durante mucho tiempo. Hay que rectificar esto y estoy trabajando para restaurar el espíritu judío allí".

Todo el mundo está educado para convertirse en héroe

El culto al héroe está conectado directamente con el culto a la muerte, el heroísmo es la norma en el fascismo. Las declaraciones que expresan el militarismo y el sacrificio por el bien del Estado tienen muchos progenitores. En febrero de 2015 Bennett escribió un post dirigido al líder de la oposición, el diputado Isaac Herzog: “el sionismo religioso ya no va por ahí con la cabeza gacha”, escribió. “Estamos de pie con la espalda recta. Somos grandes y fuertes, influimos y contribuimos, orgullosos de lo que somos. Los cementerios están llenos de héroes, los graduados de los programas de premilitares y de las yeshivás Hesder y graduados de Ezrah y Bnei Akiva”, movimientos juveniles sionistas religiosos.

Y en octubre de 2015 el presidente de Yisrael Beiteinu, Avigdor Lieberman (ahora también ministro de Defensa) escribió en Facebook: “espero que al final de la reunión del gabinete de esta tarde haya decisiones y directrices claras: Ningún hombre o mujer terrorista saldrán vivos de cualquier ataque terrorista. Y aplicar las leyes de emergencia e instalar un Gobierno militar cuando sea necesario con el fin de erradicar el terror. ¡La seguridad se consigue con mano de hierro!”

La vida es guerra permanente

“El fascismo no lucha por la vida, vive para la lucha”. Esta parece ser la creencia del primer ministro Benjamin Netanyahu, quien haciendo alusión al asesinato del exprimer ministro Yitzhak Rabin dijo en octubre de 2015 en el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset: “En estos días se habla de lo que sucedería si esta o aquella persona hubiera permanecido. Es irrelevante... me preguntan si vamos a vivir para siempre por la espada, pues sí“.

En un post de febrero de 2014 Bennett prometió a los soldados haciendo guardia en la lluvia que va a terminar algún día, pero “un día vas a estar en tu casa con tu esposa, tus hijos, en la calidez, con una manta bien gruesa y los próximos soldados te estarán protegiendo“.

Obsesión por el complot

En la raíz de la psicología fascista está la creencia obsesiva de que los organismos internacionales están conspirando contra el Estado y que, por lo tanto, está bajo asedio. En consecuencia muchos regímenes fascistas se caracterizan por apelar a la xenofobia. Esto les sirve bien. Netanyahu se lleva la palma en el número de comentarios de este tipo en la web de su oficina: “Un amplio y profundo abismo moral nos separa de nuestros enemigos. Santifican la muerte, mientras que nosotros santificamos vida. Santifican la crueldad, mientras que nosotros santificamos la compasión” (julio de 2014). “¿Que si vamos a rodear todo el Estado de Israel con una valla y un muro? La respuesta es sí. En el entorno en el que vivimos hay que defenderse de las bestias salvajes” (2016).

En el fascismo “las personas como individuos no tienen derechos y se concibe a los pueblos como una propiedad, una entidad monolítica que expresa la voluntad común. Dado que ninguna cantidad grande de seres humanos puede tener una voluntad común el líder pretende ser su intérprete”. Estas son las palabras del diputado Bezalel Smotrich (Habait Hayehudi), en un artículo de 2011 titulado "Nos merecemos más", en la publicación de colonos Sheva . “Es apropiado que el Estado invierta mayores presupuestos en la educación sionista religiosa”, continuó. "¿Por qué? Debido a que sus hijos tienen la tarea de guiar al pueblo judío“.

Cuando se trata de machismo y opresión de las minorías sexuales, Smotrich es, sin duda, el campeón. En febrero de 2015, en un panel de la escuela secundaria en Guivatayim, dijo que los gays y las lesbianas son “anormales” y su colega Yogev habló en contra de la comunidad LGBT en julio de 2013, diciendo en el Canal 10: “Este es un fenómeno digno de lástima, no estímulo... Esta no es sólo una postura halájica, sino también una posición moral que es correcta de comunicar”.

Otra característica del fascismo es el empobrecimiento del lenguaje, que se puede encontrar en muchos de los legisladores antes mencionados, pero nadie se acerca mínimamente a la ministra de cultura Regev. Todos los libros de texto fascistas utilizan un vocabulario limitado y la sintaxis más básica, lo que limita las herramientas necesarias para el pensamiento crítico y complejo. En un breve discurso de cinco minutos a una audiencia de estudiantes de la escuela secundaria en 2012, Regev indicó que el diputado Stav Shaffir (Unión Sionista) era comunista. Que la ex dirigente del Partido Laborista Shelly Yacimovich votó por Hadash. Y declaró “¡Jerusalén siempre y para siempre... aplaudan!”

En su artículo Eco citó las palabras del presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt del 4 de noviembre de 1938, que son relevantes para la democracia israelí de hoy: “Me atrevo a la declaración desafiante de que si la democracia estadounidense deja de moverse hacia adelante como una fuerza viva, buscando día y noche por los medios pacíficos mejorar la suerte de los ciudadanos, el fascismo crecerá en fuerza en nuestra tierra“.

Eco comienza su artículo con una descripción de su niñez en la Italia de Mussolini y que estuvo capturado por la ideología fascista durante más de 20 años. ¿Es realmente el caso que ahora, 50 años después de la Guerra de los Seis Días, todas estas declaraciones de dirigentes israelíes elegidos solo sean espuma en el agua? ¿Es la democracia israelí tan fuerte y resistente como estamos acostumbrados a pensar?


Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.


https://www.rebelion.org/noticia.php?id=225857


Periódico Alternativo publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

Pin It

Widgets

Publicar un comentario

Periódico Alternativo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.