Últimas Noticias

Argentina: Defensores de los genocidas en el desfile militar /Explicaciones del ministro de Defensa



Las explicaciones del ministro de Defensa
Entre la “metida de pata” y la presencia de Pando
El ministro de Defensa Julio Martínez defendió los desfiles militares en las fechas patrias y dijo que se habían suspendido por “revanchismo y persecución del gobierno anterior”. Afirmó que “alguno de los organizadores metió la pata” con el cartel en el que figuraba el año 1816 cuando se recordaba la Primera Junta de Gobierno de mayo de 1810. También se excusó por la presencia de la defensora de represores Cecilia Pando: “Estaba como público, no la invitamos ni tenía nada que ver”.


El cartel en el palco oficial, con el año equivocado para la Revolución de Mayo.



“No es normal que hayan pasado 15 años sin desfiles militares. No los hubo por revanchismo y persecución del gobierno anterior. Las fuerzas armadas actuales necesitan el respeto de la sociedad”, dijo el ministro de Defensa, Julio Martínez, en referencia al desfile militar que tuvo lugar por segundo año consecutivo en conmemoración a la Revolución de Mayo y que ocupó ayer unas veinte cuadras a lo largo de la Avenida Del Libertador.

Este tipo de eventos, dio a entender el ministro en diálogo con el programa “Toma y Daca” por Radio Con Vos (FM 89.9), ha llegado para quedarse. Martínez comentó también el papelón de un cartel ubicado en el palco oficial en el que se señalaban los años “1816-2017”, cuadno la celebración era por el 25 de mayo de 1810. “Fue un error histórico grave. Alguno de los organizadores metió la pata. Lo corrigieron, le pusieron un cero arriba, pero en el final del acto el parche se despegó…”.

También aclaró sobre la figura del ex carapintada Aldo Rico, quien el año pasado desfiló honrado como excombatiente. Explicó que si bien es una presencia “no grata”, no hubo nada que se pudiera hacer para que no asista. Lo mismo pareció sugerir sobre Cecilia Pando -quien estuvo en primer fila pidiendo por la libertad de los genocidas- de quién Martínez se desligó diciendo: “Nos tiene sin cuidado lo que haga esa señora. Cecilia Pando estaba como público, no la invitamos ni tenía nada que ver”.

El ministro además se refirió a las denuncias por una potencial compra de armamento a Estados Unidos por parte del Gobierno por 2 mil millones de dólares, como parecían sugerirlo las conversaciones entre el ex embajador Martín Lousteau y funcionarios de ese país. Dijo que sólo se trató de un intercambio de información entre ambos y que “si bien lo de la compra son mentiras, eso no quita que no se necesiten”. “Las Fuerzas Armadas están en mal estado en sus capacidades y salarialmente”, sostuvo y justificó que por eso se inició “un proceso de recomposición del salario de las fuerzas”.

Martínez también se pronunció brevemente sobre la crisis en Brasil y las manifestaciones populares contra el presidente Michel Temer: “la situación de Brasil nos preocupa y nos afecta”. Consultado sobre la decisión del mandatario de ese país de enviar a militares a reprimir las protestas expresó: “Sacar el ejército a la calle es algo que nosotros no podemos hacer porque está prohibido por ley. Si ellos lo hicieron, es porque deben tener esa posibilidad”.

Pando pidió por la libertad de genocidas en el aniversario de Mayo
Desfile represores friendly



“Este tipo de evento llegó para quedarse”, dijo el ministro Julio Martínez.



Seis mil militares marcharon ayer veinte cuadras por avenida del Libertador en la conmemoración del 207 aniversario de la Revolución de Mayo, que incluyó vuelos de aviones de la Armada y la Fuerza Aérea. “Este tipo de eventos ha llegado para quedarse. Tiene que ser una buena costumbre para el pueblo que fuerzas armadas y de seguridad desfilen y haya espectáculos con bandas militares, en el camino que el presidente nos marcó de unir a los argentinos”, explicó el ministro de Defensa, Julio Martínez, que encabezó el acto junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, mientras Mauricio Macri jugaba el ping pong en un bar de Villa Crespo. La nota de color no la aportaron esta vez ex carapintadas sino la apologista del genocidio Cecilia Pando, quien reclamó la liberación de Guillermo Nani, procesado con prisión preventiva por delitos de lesa humanidad en Mar del Plata durante la última dictadura y uno de los protagonistas del anterior desfile militar de la gestión Cambiemos, el 9 de Julio del año pasado.

La jornada comenzó con uniformados entonando canciones del español Enrique Iglesias con bombos, trombones y platillos. A las 11.30 la banda del Regimiento de Patricios se preparó para marcar el paso y un general subido a un jeep le pidió autorización al ministro para arrancar el desfile. Las mayores atracciones fueron francotiradores camuflados con pasto cayendo de sus cabezas, militares disfrazados con trajes de buzos o vestidos de naranja como si estuvieran en la Antártida. Unos y otros caminaron dos kilómetros previamente vallados y fueron seguidos por personas sentadas en el cordón de la vereda, sobre contenedores de basura o bien desde los señoriales balcones de la Avenida Libertador. Los militares repartieron gorritos de la Armada y banderas argentinas.

Cerca del mediodía entraron en escena los gigantes Hércules, los Pucará y los Skyhawk que se usaron en Malvinas. En total hubo 16 aviones, no veinte como estaba previsto porque más despegues habrían provocado un caos en el aeropuerto, explicaron los organizadores. Los aviones militares habían desfilado por última vez sobre Buenos Aires en 2010, en los actos por el bicentenario de la patria en la avenida 9 de Julio. Cerraron el desfile los granaderos y antes unos cincuenta veteranos de Malvinas: algunos de traje, otros con uniformes de combate, varios con sus hijos y nietos de la mano.

El acto en el Campo de Polo comenzó con el himno nacional cantado por Cecilia Milone. En los accesos al predio, militares y miembros de la Fundación Cáritas recibieron donaciones de alimentos no perecederos para entregar a los afectados por inundaciones. Del show musical participaron un millar de militares de Bolivia, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos, Paraguay, Perú y Uruguay, entre otros países.

El ministro de Defensa valoró como “un éxito” de su gestión el retorno de los desfiles de uniformados porque “las fuerzas armadas estuvieron quince años sin desfilar”. “Queremos que desfilen, que tengan contacto con la sociedad, porque están al servicio de la democracia y de las instituciones, no del gobierno”, dijo. Marcos Peña, que junto a Martínez se sumó al acto a las 14.30 en el Campo de Polo, dijo que sintió “mucha emoción por una fecha patria donde se ve a la gente disfrutar del desfile y el show de bandas que se va convirtiendo en un nuevo ritual cultural”

Pando dijo “presente” junto a un puñado de integrantes de la “Asociación Civil Justicia y Concordia”, que pelean por liberar a represores condenados por crímenes de lesa humanidad. “Veterano de Malvinas, no puede desfilar por estar preso por defender la democracia”, decía el cartel con la foto de Nani, detenido en Mar del Plata y procesado por delitos de lesa humanidad luego de guardar prudente silencio durante la declaración indagatoria.







Nani fue detenido en Mar del Plata a principios de mes, luego de pedir asilo político en el Vaticano. Está acusado de haber participado en el secuestro y tortura de unas 60 personas y de haber sido parte de una asociación ilícita.





http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/05/28/argentina-defensores-de-los-genocidas-en-el-desfile-militar-explicaciones-del-ministro-de-defensa/


Periódico Alternativo publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

Pin It

Widgets

Publicar un comentario

Periódico Alternativo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.