Últimas Noticias

Médicos de la India, guardias de Chechenia


Haaretz

Traducido del inglés para Rebelión por J.M.


El mal es la única línea que guía la respuesta israelí a la huelga de hambre de los presos palestinos. Todo lo demás es simulación por la seguridad.

Manifestantes en Jerusalén Este sostienen fotos de familiares encarcelados durante una protesta en solidaridad con los huelguistas de hambre palestinos en cárceles israelíes, 27 de abril de 2017. AMMAR AWAD / REUTERS

No muy lejos de nuestra casa cientos de personas se mueren de hambre. Miles de personas no pueden dormir por la noche, ya que se preocupan de sus seres queridos que mueren de hambre. No tienen idea de lo que están haciendo, nadie está autorizado a visitarlos. Desde hace 21 días no prueban comida, sólo agua salada.

El Servicio de Prisiones de Israel abusa de ellos. Primero les quitaron la sal, a continuación, los aislaron, los multaron y aumentaron el peso de la carga, ya cruel. Los medios israelíes apenas informan de su huelga. Conocen el corazón de sus consumidores: la mayoría de los israelíes no se preocupan por la huelga mientras que algunos son felices. Déjalos morir.

Pronto van a empezar a tratar con la alimentación forzada. Si todos los médicos en Israel cumplen la posición valiente, moral y adecuada de la Asociación Médica de Israel -y eso es dudoso, confía en los médicos del servicio de seguridad Shin Bet y el Servicio de Prisiones de Israel- no habrá nadie para forzar el tubo en sus indefensos y hambrientos cuerpos. Así, Israel ha amenazado con traer médicos de la India para llevar a cabo la tarea. Entonces, tal vez, también importará guardias de la prisión de Chechenia para disparar a muerte a los huelguistas de hambre si la maldad de los funcionarios de prisiones israelíes no es suficiente.

El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, está orquestando este mal. Erdan no es un mal hombre, ciertamente no es peor que la media, pero sabe que actuar con maldad con los prisioneros, al igual que toda la maldad contra los palestinos, ayudará en las primarias del Likud. De manera que lo instrumenta. Por lo tanto Erdan termina siendo peor que los malos.

El mal es la única línea que guía la respuesta israelí a la huelga de hambre de los presos palestinos. Todo lo demás son excusas pretenciosas sobre políticas de seguridad y banalidades destinadas sólo a encubrir el mal. ¿Y por qué no permiten a las personas que cumplen cadena perpetua ser fotografiadas con sus familias? ¿Por qué no darles otro cuarto de hora del tiempo de visita? Eso es pura maldad. No negociar con los líderes de la huelga de hambre es el mal. Y esperar hasta que los primeros pierdan la conciencia es el mal. Y permitir que lleguen al límite y sólo entonces comenzar a negociar es el mal. Y para estar de acuerdo con algunas de sus demandas sólo después de que los primeros huelguistas lleguen a estar casi muertos, eso es el mal. Y sobre todo no estar de acuerdo con sus demandas (todas ellas justificadas) es el mal incomparable.

Las cosas son simples, negro y blanco. Los presos quieren que sus condiciones tornen a lo que eran hace unos años. Incluso entonces no eran extraordinarias. Pero el Israel del actual Gobierno quiere abuso.

Es casi imposible encontrar una palabra de verdad en los medios israelíes sobre las condiciones de vida de los prisioneros palestinos, sólo las nefastas mentiras de las “villas” y las “fiestas”. Ni una palabra sobre el hecho de que la mayoría de ellos son presos políticos. Todos son “terroristas” y así todos merecen el mismo tratamiento. No sólo su identidad es maliciosamente borrada, también lo son sus demandas:

¿Quién sabe siquiera lo que quieren? Destruir el Estado de Israel, es lo que quieren, de acuerdo con la ignorancia popular. De hecho ninguna de sus demandas es política. Tampoco existe una única demanda que sea exagerada, a menos que la construcción de baños dignos para las familias en las horas de espera sea una demanda exagerada cuando se trata de los palestinos.

Ahora las partes están a la espera de ver quién parpadea primero y quién es más grande. Hasta entonces los delanteros serán torturados casi hasta la muerte. Hay entre ellos jóvenes y ancianos, sanos y enfermos, y todos están siendo torturados porque su lucha es justa y su sacrificio es grande. Israel también podría permitirse apreciar esto. El final no será decidido por el Servicio de Prisiones de Israel, sino por el Shin Bet, la agencia del mal que es responsable en Israel de todo lo que sucede a los árabes.

El acuerdo que se alcanzará al final de la huelga bien podría haberse hecho en su segundo día de la medida de fuerza. Pero entonces los “terroristas” se habrían salvado de una dosis de sufrimiento. Y por supuesto eso es malo para los judíos. Así que primero vamos a castigar, aislar, dar alimentación forzada, importaremos médicos, exportaremos el mal y sólo entonces podremos darles otros 15 minutos para sus visitas familiares y, tal vez, incluso un acondicionador de aire en la prisión de Nafha.

¿Por qué no ahora?





https://www.rebelion.org/noticia.php?id=226417


Periódico Alternativo publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

Pin It

Widgets

Publicar un comentario

Periódico Alternativo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.