El Salvador. “Ser joven es escapar de las pandillas y de la policía”/ Referente en lucha contra la minería/ Secuestro y muerte por ser mujeres defensoras de derechos humanos - Periódico Alternativo

Titulares

25 julio 2017

El Salvador. “Ser joven es escapar de las pandillas y de la policía”/ Referente en lucha contra la minería/ Secuestro y muerte por ser mujeres defensoras de derechos humanos


Resumen Latinoamericano/ 25 de julio 2017 .-

El Salvador: “Ser joven es escapar de las pandillas y de la policía”

EDUARDO BARAHONA | 19 de Julio del 2017

Según una experta en derechos humanos, la policía y el ejército también generan desplazamientos forzados amenazando a testigos de crímenes perpetrados por ellos


La activista en derechos humanos y experta en asuntos de migración, Celia Medrano, aseguró que en El Salvador cientos de jóvenes abandonan sus lugares de origen por temor a la violencia y a morir en manos de las pandillas o de los mismos agentes de seguridad.

En la entrevista exclusiva brindada a Contra Punto, Medrano, que también forma parte de la Mesa de Desplazamiento Forzado y Crimen Organizado, habló sobre la dificultad y riesgo que corren los jóvenes en el país solo por vivir en ciertas zonas.

Morir o huir son las opciones que quedan para los jóvenes si viven en zonas consideradas rojas por su alto grado de violencia, advirtió. El 27% de los desplazamiento se debe a amenazas directas, y un 76.7% por las pandillas y crimen organizado. Pero existe un porcentaje de personas que cambian de residencia debido a amenazas por parte de la Policía Nacional Civil y los cuerpos de seguridad; este equivale al 2.5% de los casos.

“Informes de diferentes asociaciones de la sociedad civil muestran que de 699 personas desplazadas, el 13% de desplazamientos internos eran provocados por agentes estatales, Fuerza Armada salvadoreña y Policía Nacional Civil, y otro porcentaje por grupos de exterminio y amenazas pandilleriles”, detalló Medrano.


Según los informes presentados por la organización de derechos humanos CRISTOSAL, además del desplazamiento interno, existen casos de confinamiento de jóvenes por sus familias, ya que estos fueron testigos de crimines perpetrados por algún actor estatal o por algún miembro de pandillas. Las familias prefieren encerrar a los jóvenes durante un tiempo para luego poder salir de la zona y eventualmente lograr apoyo internacional para salir del país.

Al preguntar a Medrano qué se debe hacer para cambiar esta situación de incertidumbre, ella dijo que la mitad de personas desplazadas prefieren no denunciar sus casos, ya que tienen temor tanto a las pandillas como del mismo sistema de seguridad.

Asimismo, dentro de los testimonios existen casos de mujeres y niñas que fueron víctimas de trata de personas que son violentadas sexualmente al interior de las instancias estatales que se encargan de protegerlas. Según la experta, hay mucho trabajo que hacer con este tema que es el pan diario de jóvenes en El Salvador

Las denuncias han provocado que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) envíe a una comitiva que visitará al país el próximo 14 al 18 de agosto. El objetivo que una relatora de derechos humanos conozca sobre los casos de migración interna y externa a causa de la violencia.

Medrano explica que dicha problemática no es exclusiva de El Salvador, pero que los informes de instancias internacionales sitúan al país como la nación que encabeza la lista con el mayor número de migraciones internas como externas a nivel regional.
Foto: Archivo ContraPunto




*************************************************************************************************************

El Salvador, referente en lucha contra la minería

EDUARDO BARAHONA |17 de Julio del 2017

A pesar del logro, activistas aseguran que seguirán trabajando y denunciando abusos ambientales para mejores resultados en toda la región


El Salvador es un referente mundial por ser el primer país del mundo en declarase libre de exploración, extracción y explotación de minería metálica. Ante este hecho, los países que conforman la región centroamericana siguen aplaudiendo hasta la fecha la lucha de la población y la sociedad civil que enfrentó a una de las grandes empresas extractoras de metales preciosos.

Sin embargo, la realidad para los países vecinos es complicada, ya que la expansión de las empresas mineras y los permisos que otorgan los mismos gobiernos a las extractoras de oro y plata, siguen causando problemas al medio ambiente y a los derechos humanos de las poblaciones.

La cercanía de estos países con El Salvador hace que el impacto de estas prácticas se recienta en nuestro país, ya que se comparten ríos y montañas de la región.

Nicaragua es un país que ha avanzado mucho en el tema económico y sus índices de violencia son bajos a comparación de El Salvador, Honduras y Guatemala. No obstante, en el tema de concesiones a empresas mineras, el gobierno nicaragüense ha otorgado permisos para exploraciones mineras en al menos 20 mil kilómetros cuadrados, casi la extensión total de El Salvador.



El director del Centro Humbolt en Nicaragua, Víctor Campos, dice que las empresas tienen un gran de poder sobre el gobierno.

“Estas grandes empresas que buscan enjuiciar a los activistas que se oponen a estos proyectos internacionales (Condor Gold), tienen concesiones al occidente del país están instalando maquinas en un terreno que no era de la empresa, la gente se rebeló y la empresa minera demandó por daños a la propiedad a siete personas del pueblo de la India, porque vaciaron una tierra de sacos en tierra que no era de la empresa, no se pudo demostrar que la propiedad era de la empresa y que la tierra era propiedad de uno de los acusados”, alegó.

Campos asegura que una de las formas para que Centroamérica esté libre de la minería metálica es la unidad de la gente en defensa del medio ambiente.

En el VIII Encuentro Regional Centroamérica Vulnerable ¡Unida por la vida!, que se llevó a cabo la semana pasada en Guatemala, se destacó seguir luchando por prohibir la minería en los países que conforman el CA4 (Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador).

El representante de la Mesa Permanente para la Gestión de Riesgos de El Salvador, Carlos Cotto, asegura que las organizaciones sociales y ambientales deben cambiar experiencias y construir alianzas para la lucha transfronteriza contra la minería.

Los ambientalistas y activistas actualmente buscan soluciones para mitigar el cambio climático, pero un objetivo para paliar esta situación es comenzar con detener todo proceso de minería en la región de Centroamérica, teniendo en cuenta la victoria de El Salvador sobre Oceana Gold/Pacific Rim.





**************************************************************************************************************

El Salvador: Secuestro y muerte por ser mujeres defensoras de derechos humanos
EDUARDO BARAHONA | 17 de Julio del 2017


A pesar de la represión, las activistas aseguran que cada vez siguen uniéndose más mujeres a los movimientos sociales


Las mujeres salvadoreñas y de toda la región centroamericana sufren a diario maltrato físico, psicológico y emocional. Esto a pesar de que en El Salvador existe la Ley Integral para una Vida Libre de Violencia para las mujeres (LEIV). La situación no es diferente para muchas mujeres que además juegan roles activos en la lucha por el medio ambiente o que defienden su identidad étnica y derechos humanos.

Según datos del Instituto de Medicina Legal (IML) más de 500 mujeres salvadoreñas son asesinadas en el año. Pero toda la región de Centroamérica reporta altas tasas de feminicidios. Las mujeres que alzan su voz en una región machista donde reina el poder del capital son perseguidas por defender las trasgresiones a los derechos humanos.

Tal es el caso de Elena Salinas, que forma parte de la Mesa de Incidencia para la Gestión de Riesgos en Honduras, quien ha declarado su lucha contra las empresas hidroeléctricas de Honduras, que se apoderan del agua de las comunidades rurales.

“Muchas mujeres hemos luchados por que se retiren de nuestros territorios las hidroeléctricas, como Berta Cáceres. Cuando mataron a Berta Cáceres me llamaron por teléfono y me dijeron: ‘la que sigue sos vos’ (…). Pero yo no me callo. Tenemos delincuencia común, pero la que más temor tiene la población es la criminalidad política, porque nos están matando sin saber de dónde viene el golpe”, asegura.

Guatemala no se aleja de esta realidad, donde las mujeres son violentadas día con día y ser mujer e indígena denota odio por muchas empresas trasnacionales, que según activistas persiguen, secuestran y asesinan.


Gloria Gonzales, de la etnia maya Achí, también conoce historias de feminicidios y amenazas de sus compañeras indígenas.

“Nos han amenazado como el caso que salió en luz pública donde atentan contra la lideresa Lolita Chávez y otras compañeras que han sido perseguidas, amenazadas y ahí sí que han sufrido en carne propia esta persecución judicial. Una no tiene toda la libertad, otras son asesinadas”, denunció.

La lucha por defender derechos de la comunidad y por detener los desalojos provocados por la construcción de presas hidroeléctricas, la expansión de los monocultivos, el saqueo de la minería metálica y los grandes intereses empresariales que se anexan en casi todas las ocasiones con la política partidaria, también son luchas constantes de las mujeres en El Salvador.

Rosario Álvarez, parte del Consejo Coordinador Nacional Indígena (CCNIS), manifiesta que las mujeres defensoras de derechos humanos están siendo asesinadas y torturadas sin que se haga algo al respecto.

“Nosotras luchamos. En Juyua, con el tema de cañales, ha habido desaparecidas, muertes de las mujeres que antes fueron amenazadas a causa de oponerse a las empresas cañeras, por defender el agua de las comunidades, han ocurrido atentados contra la mujer pero nadie dice nada” lamentó.

Sin embargo, Álvarez asegura que la represión no ha logrado asustarlas, sino todo lo contrario. “No estamos solas; de a poco nos estamos agregando más mujeres a la lucha”, sostiene.

Según datos de las Naciones Unidas en el documento “Violencia y feminicio en Centroamérica”, El Salvador, Honduras y Guatemala figuran entre los países de más alto nivel de desigualdad hacia las mujeres. A pesar de ello, la problemática sigue siendo invisibilizada y miles de mujeres ven vulnerados sus derechos a diario.




http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/07/25/el-salvador-ser-joven-es-escapar-de-las-pandillas-y-de-la-policia-referente-en-lucha-contra-la-mineria-secuestro-y-muerte-por-ser-mujeres-defensoras-de-derechos-humanos/


Periódico Alternativo publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

Publicar un comentario